Ganancias, clientes y proyectos.

 

“Ser freelance puede ser tu boleto a la libertad, pero también puede ser complicado si no consigues suficientes clientes”, comenta Dave Navarro en el blog de Freelance Folder. En cierta forma, ser trabajador autónomo te da una gran ventaja: la oportunidad de ser tu propio jefe. Pero dada la situación económica actual, ser trabajador independiente también te puede convertir en una persona vulnerable a la constante variación del mercado. Es por ello que en este post os ofrezco algunos consejos para aumentar la continuidad de vuestros clientes actuales e incluso conseguir clientes nuevos.

 

1) No te muestres desesperado

A pesar de la tensión o el nudo que se forma en el estómago cuando escasea el trabajo, intenta no transmitirlo a tus clientes. Parecer demasiado ansioso o necesitado puede perjudicar tu negocio. Hay que adaptarse y saber que cuando estás interactuando con los clientes, ellos han de sentirse cómodos y seguros en la fiabilidad de tu trabajo. En todo momento debes hacerles sentir que pueden tener plena confianza en tu profesionalidad.

 

2) Permanece atento a nuevas oportunidades

Muchas veces es más fácil conseguir trabajo adicional de clientes actuales que intentar conseguir clientes nuevos. Así que mientras trabajes para tus clientes debes estar atento a nuevas oportunidades que puedan aumentar tu facturación. Claro, no se trata de venderles insistentemente cosas que no necesitan, porque esto seguramente será contraproducente, pero sí se trata de entender cómo los puedes ayudar. Muchas veces los clientes entienden que necesitan cambiar o mejorar algo, pero no saben exactamente qué o cómo hacerlo. Si tú logras identificarlo, no lo pienses dos veces y ofréceles tus servicios.

 

3) Intenta conseguir buenas referencias

El boca a boca realmente es la forma más efectiva de promocionar tu trabajo, así que cuando trabajes para un cliente, no sólo te enfoques en cobrar. Es igual de importante lograr que tu cliente te recomiende, ya que ésta recomendación podría abrirte muchas puertas. Pero no esperes a que a ellos se les ocurra escribirte una recomendación, búscala activamente y facilítales el trabajo para obtenerla. Por ejemplo, si ves que el cliente está muy ocupado y no tendrá tiempo para recomendarte, puedes sugerirle que tú mismo escribirás el borrador de una carta de recomendación, para que ellos simplemente la revisen y la firmen.

 

4) Construye tu propia marca

Es más fácil conseguir nuevos proyectos si cuentas con una reputación profesional fuerte. Hay muchas formas de lograr esto, pero en la época que vivimos probablemente lo más fácil es construir esta reputación online. Por ejemplo, hay varios sitios web en donde puedes detallar tu trayectoria académica y profesional, por ejemplo, LinkedIn. También hay herramientas como Flavors.me, en donde puedes tener enlaces a tus perfiles en varias redes sociales. Tampoco está de más tener un blog, ya sea en WordPress, Tumblr o Blogger, en donde vayas escribiendo artículos relacionados a tu profesión. Sea lo que sea, construir una reputación online te ayudará a conseguir reconocimiento, valoración y continuidad en tu trabajo como freelance.

 

Estas son algunas de las estrategias publicadas en el artículo de Dave Navarro, añadiendo algo de mi propia cosecha. Son básicas, pero no por ello dejan de ser importantes. A veces lo  mas obvio nos pasa por alto y no está nada mal que alguien nos lo recuerde. Me gustaría conocer vuestra opinión y por supuesto vuestras sugerencias. ¡Hasta la próxima!

 

Imagen: epSos.de