propuesta de valorUn modelo de negocios describe la lógica de cómo una organización crea, entrega y captura valor. Este es el punto de partida de una serie de 4 posts que dedicaremos a propuestas de valor, empezando por este primero dedicado a la novedad, la personalización, el diseño y la marca/status.

Seas una marca propio (Freelance), una empresa con tus productos… está claro que para que el mercado acepte tu propuesta de valor éste debe estar dispuesto a pagar más de lo que a tu te cuesta. Ahí, cuando alguien está dispuesto a pagar más de lo que a ti te cuesta fabricar, dedicar tu tiempo… es cuando se crea valor. Empezamos pues por las dedicadas a la innovación, el diseño y la marca:

  • Propuestas de valor basadas en la novedad:  son propuestas de valor que satisfacen un grupo de necesidades totalmente nuevas. Suelen estar relacionadas con la tecnologías, aunque cualquier campo es digno de crear una novedad. El Ipad, por ejemplo, supuso una novedad disruptiva al inventar una nueva tecnología.
  • Propuestas de valor basadas en la personalización: ajustar productos y servicios a necesidades específicas de un cliente individual o sector. La personalización masiva es un concepto que está ganando importancia en tanto sigue tomando a la vez ventaja de las economías de escala. Por ejemplo, nike te personaliza tus zapatillas de running con los colores que deseas así como con tu nombre.
  • Propuestas de valor basadas en el diseño: En muchos productos el diseño puede ser una parte importante de la proposición de valor. Basta con ver el ejemplo de Apple para darse cuenta que a veces no es tan importante la novedad como un buen diseño para diferenciarse y entregar valor al cliente.
  •  Propuestas de valor basadas en la marca/status: los clientes pueden encontrar un valor en el simple hecho de utilizar y desplegar una marca específica. Casos como Rolex o marcas de coches de lujo son un ejemplo. Hace ya 10 años, cuando Apple estaba en la sombra, muchos compraban sus productos para identificarse con su slogan “think different”.

La cuestión es ¿dónde está tu propuesta de valor? Es obvio que toda empresa tiene una, pero muchas veces no la tienen bien identificada. Saber dónde está el valor por el que compran tus servicios es clave para potenciarlo y mejorar tus resultados. Para ello, prepararemos tres posts más dedicados a la propuesta de valor, que entregaremos los próximos tres jueves.

Para lo demás ¡Nos vemos en la nube!