Los trabajadores que trabajan a distancia de la oficina o que están contratados por ciertos proyectos de duración, emplean toda una variedad de tácticas para asegurarse que sus contribuciones y esfuerzo son percibidos para sus colegas o contratantes y estos tienen una impresión más favorable de ellos.

En un artículo escrito por  Kimberly Elsbach y Daniel Cable en “Why Showing Your Face Matters,” en el Summer 2012 issue of MIT Sloan Management Review, nos explican como muchos trabajadores a distancia o teletrabjadores utilizan tácticas para ‘hacerse ver’ y así maquillar su ausencia en la oficina sin que ello conlleve un recelo por parte de sus compañeros que si se han desplazado.

Una conclusión muy relevante del estudio saca a relucir que los empleados que trabajan a distancia obtienen evaluaciones de desempeño más bajas, conllevando que obtengan menos promociones o subidas salariales que sus compañeros de la oficina aunque hayan trabajado igual de duro e incluso más.

Su investigación analizó la cuestión desde la perspectiva de cientos de trabajadores de las empresas, incluyendo tanto los supervisores y subordinados. Se utilizó la observación, las entrevistas no estructuradas y experimentos muy controlados, dicen.

Entonces, ¿cómo pueden los trabajadores a distancia hacerse notar y dejarse ver? Estas son algunas de las tácticas comunes, con los comentarios de los empleados en el estudio de Elsbach y Cable:

Utiliza el teléfono o el email regularmente. Utilizado por el 83% de los trabajadores remotos.

“Cuando trabajo desde casa, le envío mis colegas mensajes de correo electrónico de notificación de progreso. Trato de darles a conocer que, si bien se fueron a las 5 pm, sigo trabajando después de las 9 pm”.

Déjate ver cuando estés en la oficina. Utilizado por el 35% de los trabajadores remotos.

“Me aseguro de que me reúno con mi supervisor cada vez que estoy en la oficina para asegurarme de que él me ve y puedo ponerle al día de mis avances y logros”.

Disponibilidad inmediata cuando trabajas desde casa. Utilizado por el 26% de los trabajadores remotos.

“Cuando estoy trabajando desde casa, responder inmediatamente a los correos electrónicos, así evito a alguien por ahí pensando o diciendo, ” Como no está en la oficina tengo que esperar a que vuelva a sentarse delante de su ordenador”. “Me aseguro de responder a la gente tan rápidamente como lo haría si estuviera en la oficina. Hay que evitar que piensen que estoy sentado en el patio de atrás para tomar el sol. ”

Habla con tus compañeros y supervisores a la mínima excusa. Utilizado por el 22% de los trabajadores remotos.

“Siempre que tengo la oportunidad saludo a mis supervisores y demás compañeros y les explico brevemente en lo que estoy trabajando. Cuanto más me ven, más se van a recordar cuando llegue el momento de mi evaluación. ”

E-mail o correo de voz a primera hora de la mañana o tarde en el día. Utilizado por el 20% de los trabajadores remotos.

“Envío correos en horarios remotos para que quede constancia de la hora a la que hago el envío. Es una señal importante de que estoy trabajando duro, a pesar de que no me pueda ver. ”

Para obtener más detalles acerca de los peligros y las tácticas en torno al trabajo a distancia, ver el artículo completo.

 http://sloanreview.mit.edu/improvisations/2012/08/15/remote-workers-face-time-tactics/#.UDUwod0aOSo

Como conclusión, es importante mencionar que el hecho de que cada vez más empleados trabajen algunos días a distancia está eliminando esta discriminación, además, los sistemas de control a distancia con sistemas de capturas de pantalla y controles horarios facilita el hecho de que los trabajadores tengan que hacerse notar al quedar constancia de que ellos están trabajando.

 

 

Francesc Font

Sobre el Autor:

Francesc Font, impulsor de nubelo desde la dirección general, tiene sólida experiencia en dirección de Startups. Fue fundador y director general durante 5 años de gimage group S.L. Es un apasionado de la emprendeduría y de todas aquellas empresas que aportan cambios de valor a la sociedad. Es además profesor universitario en la UAB en técnicas de gestión de empresa y autor del libro "La Empresa Hibrida".